Entrevista: Las emociones en tiempos de coronavirus.



Lavarse las manos, evitar tocarse la cara y el distanciamiento social son algunas de las medidas de protección recomendadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) ante el alarmante contagio del COVID-19; pero estas no son las únicas recomendaciones de la OMS, hay otras medidas dirigidas a proteger la salud mental, de las que poco se habla, pero que son igualmente necesarias para controlar la angustia y el temor frente al desconocido virus. 


El 6 de marzo, el organismo publicó un documento  con una serie de consideraciones para cuidar la salud mental ante los embates del COVID-19. Entre las sugerencias del organismo están el evitar ver, leer o escuchar noticias que generen ansiedad o angustia; a su vez, sugiere buscar actualizaciones de información una o dos veces al día (solamente) y recomienda ayudar a los niños a encontrar formas positivas de expresar sentimientos como el miedo y la tristeza, a través del juego o el dibujo. “El flujo repentino y casi constante de noticias sobre el brote puede hacer que cualquiera se sienta preocupado”, indica el documento. 


Para la psicoterapeuta especializada en Coaching Psicológico Integral y Practicante Master PNL, Andrea Bazant Sol, es importante no sobrexponerse a las noticias. “Debemos tener bien depurados los medios por donde estamos recibiendo la información y ubicar aquellos recursos mediáticos que puedan ser asertivos”. 


Por su parte, la psicóloga y docente de la Universidad Francisco Gavidia, Karen Quesada Pérez, destaca que “muchas personas podrían estar sintiendo miedo, frustración o inclusive tristeza. Algunas me han comentado que han notado a integrantes de su familia con cuadros depresivos o frustración”. 


Para la especialista es importante no exponerse por un tiempo demasiado prolongado a las noticias. “Debemos estar tranquilos, no digo que no podamos informarnos, pero creo que debemos hacerlo buscando fuentes confiables, sin sobresaturarnos”, afirma.

La especialista junto a otros colegas forma parte de la Asociación Nacional de Psicología Salvadoreña (Anapsys) y ante la emergencia por el coronavirus decidieron crear una Línea de Atención Psicológica a través de la red social WhatsApp. Por medio de este grupo de apoyo gratuito, disponible en el siguiente enlace: https://chat.whatsapp.com/I1XWqhWBcbkG5gXtLC0zHb, las personas están comunicándose y contando lo que sienten. “Es necesario expresar lo que se siente, no reprimir las emociones”, enfatiza Quesada. 


Mientras, Bazant Sol está ofreciendo atención psicológica en línea, incluso está atendiendo a personas que se encuentran actualmente en cuarentena en los albergues. 

¿Cómo cuidar las emociones?


Las especialistas salvadoreñas sugieren actividades como hacer ejercicio en casa, usar las redes sociales para conversar con familiares y amigos creando una red de contactos, leer un buen libro, aprovechar para hacer actividades en familia, cocinar, organizar habitaciones, limpiar aquellas áreas que tenemos pendiente de ordenar y llevar a cabo algunas técnicas como la respiración diafragmática y la relajación progresiva de Jacobson.

 “Lo primero que debemos hacer es reconocer la emoción, identificarla y no reprimirla. Además, es necesario intentar identificar aquellos aspectos que pueden generar ansiedad y evitarlos”, explica Bazant Sol.


Si a pesar de todas estas recomendaciones, las personas no logran mantener la calma, es necesario buscar ayuda de especialistas. La Asociación Americana de Psicología en sus recomendaciones ante el coronavirus señala que “si las personas sienten un nerviosismo abrumador, una tristeza persistente u otras reacciones prolongadas que afectan negativamente a su desempeño laboral o sus relaciones interpersonales, deben consultar con un profesional de salud mental capacitado y experimentado. Los psicólogos pueden ayudar a las personas a lidiar con el estrés extremo”. 


¿Qué pasa con las emociones de los niños?

Los niños no son ajenos al estrés que pueda estar generándose en el hogar por el bombardeo informativo sobre el COVID-19; por ello, las especialistas recomiendan ser sinceros ya que ocultar la realidad no contribuye a mantener la calma. “En este momento, la honestidad con los niños es fundamental. Si los niños reciben la información de otra fuente que no son sus padres, lo van a interpretar a su manera. Lo ideal es ser honestos pero empáticos para comunicar con hechos y no con emociones lo que está pasando. Debemos ser sinceros, pero usando las palabras correctas, ajustadas a la edad de los niños y buscar los momentos idóneos”, dice Bazant Sol.


Palabras simples, recomienda Quesada. “Con palabras sencillas podemos explicarles la importancia de lavarnos las manos constantemente, explicarles que este tiempo en casa podemos aprovecharlo para hacer los deberes escolares y otras actividades divertidas. Como padres de familia debemos tener cuidado de no transmitir el pánico y el estrés que estamos viviendo, somos responsables de cuidar la salud mental de los niños”.

La especialista sugiere no exponer a los niños más pequeños a los noticiarios. “No es necesario darles información alarmante y menos, datos estadísticos. Tampoco es recomendable intentar explicarles lo que está pasando si nosotros no estamos tranquilos o nos sentimos muy estresados”. 


Puedes leer este artículo haciendo click aquí.

T: (+503) 7251-4168  /  E: info@andreabazantsol.com

San Salvador, El Salvador. 2020.

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon