El razonamiento en el desamor.


¿Seré yo el problema? Esta es la pregunta que muchos se repiten al reflexionar acerca de su vida amorosa. Tras rupturas, infidelidades, descontentos y desintegraciones al final quien piensa tener la culpa es uno mismo por haber permitido que sucediera, o por no tener las cualidades necesarias para mantener la relación a flote. Estos no solo son conceptos completamente erróneos, si no también altamente tóxicos.


Encontramos que es más fácil justificar nuestro dolor con culpa, que con la racionalización de los hechos y las emociones.  Lo ideal es evaluar desinteresadamente lo sucedido para así llegar a un entendimiento profundo. El entender una situación le quita poder y, por ende, nos ayuda a sanar rápidamente.


Claro está, no siempre somos culpables. Es más, no siempre existe un culpable. Es importante tener presente que cada persona entra a una relación teniendo límites y expectativas. Lo único por lo que deberíamos preocuparnos es tomar el tiempo suficiente para conocer estos factores en nosotros mismos y así poderlos comunicar efectivamente a nuestra potencial pareja. De esta manera, empezamos una aventura juntos con todas las cartas sobre la mesa y en total conocimiento uno del otro. Tu auto-conocimiento aportará muchísimo a la nueva relación.


Puedes ver la publicación en la Revista Ella haciendo click aquí.

T: (+503) 7251-4168  /  E: info@andreabazantsol.com

San Salvador, El Salvador. 2020.

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon